fbpx

Chistes matemáticos, una metodología de aprendizaje

chistes-matemáticos

Las operaciones matemáticas forman parte elemental en la mayoría de las actividades que realizamos diariamente. Para hacer más fácil su entendimiento, los chistes matemáticos se han convertido en una forma divertida, empleada como un método de enseñanza, y comprensión de las operaciones matemáticas de forma sencilla.

Los chistes matemáticos y su importancia

A lo largo de la historia, las matemáticas han servido como instrumento básico en el desarrollo de muchas ciencias. Grandes filósofos como Pitágoras y Platón, o físicos como Newton o Einstein, fundamentaron sus descubrimientos y estudios en el uso de operaciones matemáticas. 

Incluso, gracias a las matemáticas hoy en día disfrutamos de elementos tecnológicos, que indudablemente nos han brindado comodidades e incluso facilidades. De esta forma, tenemos como ejemplo, que ya no necesitas un mapa para ubicar una dirección, ya que lo sustituye el GPS en tu móvil o equipo con sistemas operativos Android o iOS!

De igual forma, los algoritmos que utilizan los programas de computación se fundamentan en cálculos matemáticos. Así pues, la inteligencia artificial utiliza métodos predictivos basados en matemática. Incluso, las páginas web de la red utilizan protocolos de conexión fundamentados en principios matemáticos.

Utilidad de las matemáticas 

Las matemáticas son imprescindibles y se utilizan en cualquier actividad. Desde cálculos complejos que nos permitieron llegar a la luna, hasta en las más básicas que realices en tus acciones cotidianas. 

A menudo, por ejemplo, cuando asistes a una tienda de abarrotes para comprar los productos que necesitas en tu hogar, sin que los percibas realizas innumerables operaciones matemáticas.

Entonces, para pagar la cuenta, el dependiente debe totalizar el costo de todos los productos. En ese momento, se realiza una operación matemática, la suma. Luego, cuando pagas, se realiza otra operación matemática, la resta en tu cuenta bancaria, y como resultado ahora dispones de menos efectivo. 

En esta ecuación, quizás la más importante sería la multiplicación, ya que con la compra llenas de productos la alacena. Con un simple ejercicio matemático, pudiste comprobar que hasta en tareas básicas del hogar deberás realizar operaciones matemáticas.

Importancia de las matemáticas en el desarrollo cognitivo

Las matemáticas permiten el uso de procesos cognitivos en la enseñanza, siendo el pensamiento lógico el principal elemento desarrollado. A través de las matemáticas se ejercita el cerebro, se adquiere rapidez mental en las respuestas y se aumenta la creatividad. Además, se potencia la toma de decisiones correctas según el análisis de probabilidades. 

Se ha comprobado mediante diversos estudios, que divirtiéndose los niños aprenden. A través de un chiste se puede aprender en un salón de clases o en el hogar de modo lúdico.

Mediante un chiste matemático, los procesos cognitivos, la capacidad lógica y concentración se van desarrollando de forma natural, y al mismo tiempo los niños se divierten. Asociar y reconocer números, sumar y restar frutas, son conocimientos matemáticos que se pueden adquirir en forma lúdica. 

Los chistes matemáticos encuadran perfectamente dentro de las metodologías empleadas para instruir de forma natural y divertida.

¿Qué es un chiste?

Un chiste se refiere a un relato verbal o escrito, a menudo breve y ficticio, con características cómicas fundamentado en el humor. Su objetivo es obtener una risa del interlocutor. 

¿Un chiste se puede utilizar para educar?

Es importante aclarar, que el chiste por sí solo no intenta enseñar, sino que busca divertir. Sin embargo, algunos estudios científicos han permitido vincular la risa con el cerebro. 

De esta forma, el científico Marvin Minsky, sugirió que la risa se relaciona con el cerebro, y que ésta es un elemento utilizado por el cerebro para comprender hechos ilógicos. 

Además, el psicólogo Edward de Bono, por su parte señalaba, que el cerebro crea patrones y es capaz de recordar un relato. De esta forma, un chiste no produce risa una segunda vez. 

Si bien estos estudios no abordaron la risa como método de enseñanza, sirven para comprender el vínculo existente de un chiste con el cerebro. De esta forma, se desarrolla la capacidad de comprender y recordar patrones. 

Precisamente, se puede inferir, que si riéndose una persona comprende, entonces un método de enseñanza lúdico sería relatar un chiste matemático

Chistes matemáticos en la enseñanza

Un chiste se puede focalizar en el método de enseñanza matemática. Se produce cuando se adapta la narrativa de introducción convenientemente a procesos matemáticos y se agrega algún elemento gracioso tendiente a obtener una risa. 

En los chistes matemáticos es común encontrar elementos tales como números, estadísticas, álgebra, geometría, operaciones de suma, resta, multiplicación y división, e incluso simetría. 

Cuando un niño juega, está desinhibido sin preocupación alguna. En el salón de clases cuando se emplean chistes, el objetivo es quitarle al niño la  rigidez de la educación tradicional. 

De esta forma, si la premisa elemental es que jugando se aprende, entonces riéndose también se aprende. La risa constituye un factor divertido igual de espontáneo para asimilar conocimientos. 

Mediante un chiste matemático, se puede realizar la narrativa empleando elementos gráficos para ayudar a que el interlocutor logre asimilar el contenido de una forma natural con su mente relajada riéndose. Los chistes matemáticos pueden ser relatados por el profesor o los alumnos, el objetivo es también lograr la interacción social.

Ejemplos de chistes matemáticos

En chistes matemáticos, tenemos clásicos ejemplos como los que a continuación se describen:

“El profesor pregunta la tabla de multiplicar del nueve a un alumno, quien tiene una chuleta oculta en el cuello de la camisa, disimuladamente echa un vistazo de reojo y contesta: Nueve por una nueve, nueve por dos dieciocho, nueve  por tres veintisiete… cien por cien algodón”

“Tengo mucho frio, ¿Qué hago?”, preguntó tiritando el alumno. “Colócate en la esquina”, respondió la maestra. “¿Y en la esquina por qué?” volvió a preguntar el alumno. “Porque la esquina está a 90º” respondió la seño.

“Un hombre en la calle exclama ¡Necesito un doctor! ¿Hay algún doctor? Y le contestan: ¡Yo soy Doctor en matemáticas! A lo que el hombre dice ‘¡Doctor, mi amigo se muere!’ el doctor en matemáticas le contesta ‘uno menos’.

El dependiente de la pizeria pregunta:”¿La pizza, ¿la quiere cortada en 6 ó en 8 trozos?”. El cliente responde: “Córtamela en 6, porque 8 trozos van a ser muchos y no me la podré comer…”

Para concluir, la metodología de aprender mediante el empleo de chistes matemáticos, permite el desarrollo de procesos cognitivos, del pensamiento lógico y la concentración. Para reírse, primero se debe escuchar el relato del chiste y luego comprenderlo. Este proceso de asimilación, permite aprender riéndose y divirtiéndose.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Entradas relacionadas

Leave a Comment