fbpx

Visual thinking o cómo dibujar el pensamiento

visual thinking

El pensamiento visual, lo que se conoce como visual thinking, es una estrategia a la que hoy se acude cada vez más en el ámbito educativo. Aunque hay que reconocer que no es un recurso nuevo, pues se puede decir que viene desde la noche de los tiempos.

Las culturas de la antigüedad dejaron constancia de sus saberes en imágenes donde representaron su historia, sus luchas y sus mitos. La era digital, por su parte, no ha dejado de apoyarse en la imagen para dejar constancia de los grandes avances de la actualidad.

Dice la expresión popular que una imagen es más valiosa que miles de palabras, esto es comprobable diariamente durante el hacer cotidiano. Los niños lo saben, pues aprenden desde muy pequeños que la palabra tiene su contrapartida en una imagen que la representa.

De ahí su afición a los dibujos animados, a los libros ilustrados; donde a veces la imagen prevalece ante la palabra como sucede en los llamados libros álbumes.

Qué se entiende por visual thinking

Al hablar de visual thinking se hace alusión a la asociación de imagen con idea, proceso en el cual dibujos simples y expresivos definen mejor los conceptos expuestos. La finalidad es crear nexos mentales que permitan el abordaje de temas complejos que necesitan ser aclarados y que a su vez conduzcan a nuevas ideas. 

Se le debe a Dan Roam la investigación y el desarrollo de esta herramienta educativa. Según su propuesta, la intención es la de aprovechar la capacidad del cerebro de leer imágenes con más rapidez que las palabras. Podría decirse que es la forma gráfica del pensamiento.

Ello favorece la comprensión de conceptos nuevos, así como la capacidad de sintetizarlos y exponerlos. No es otra cosa que el perfeccionamiento del pensar y comunicarse, tanto en el contexto educativo como en el de los negocios.

Ventajas del visual thinking

Para que la información llegue a su destinatario organizada, clara y precisa los procesos de visual thinking son la herramienta indicada. Numerosos estudios han comprobado la eficacia del uso de la imagen visual como vehículo del pensamiento. Así, pensar visualmente permite:

  • Un procesamiento más veloz de las ideas en comparación con la captación de textos escritos.
  • Facilitar la memorización de conceptos desde el momento en que se aprecian visualmente, muchas personas tienen una mayor retentiva visual.
  • Alcanzar una apreciación más global de las ideas.
  • Incorporar todos los sentidos durante las exposiciones apoyadas por recursos del pensamiento visual.

Beneficios del visual thinking en el aula

Para los estudiantes los beneficios del visual thinking son mayores debido a que pensar visualmente implica:

  • Una motivación mayor porque proporciona una información novedosa más atrayente y rica que las simples clases tradicionales o la contenida en los  libros de texto.
  • Estimula la atención y facilita las habilidades para sintetizar.
  • Refuerza con imágenes la información transmitida por exposiciones verbales, la hace más asequible sobre todo en materias de ciencias.
  • Se puede combinar con gamificación en el aula.
  • Propicia los trabajos grupales a través de la elaboración de mapas conceptuales, diagramas y gráficos.
  • Desarrolla la reflexión y la creatividad.
  • Es  aplicable en diversas asignaturas.
componentes del visual thinking

Secuencias o modalidades del visual thinking en una clase expositiva

Algunos expertos en visual thinking consideran que, estando en un contexto donde se exponen ideas, una persona entrenada realiza el proceso en tres secuencias. De modo que el docente o el estudiante que actúa como ponente se desempeñan de la siguiente manera: 

  • Toma notas visuales que le permiten captar los contenidos centrales a graficar de acuerdo a lo discutido en clase.
  • Enseguida plasma lo captado en gráficos a medida que se desarrolla la clase.
  • A la vez que escucha las opiniones de los compañeros, el ponente va exponiéndolas gráficamente, propiciando la discusión y la aparición de ideas nuevas. 

Pasos a seguir antes de hacer un Visual Thinking 

La elaboración de un visual thinking conlleva unas destrezas que no se limitan al solo hecho de incluir ilustraciones y dibujitos. Es necesario equilibrar entre la página o el soporte que se utilice y la información visual y escrita.

Para que las ideas se traduzcan en imágenes hay que tomar en cuenta determinados pasos, que no siempre se darán en este orden:

  • La mirada. Se trata de captar todo lo que de información visual se tiene enfrente. Ello funciona como inspiración, se capta el tema a desarrollar y sus implicaciones. Es una etapa de descubrimiento.
  • La visión. Es este paso se selecciona lo que es pertinente e importante y se reflexiona sobre lo captado para establecer relaciones y agrupar ideas.
  • Imaginación. A través de la interpretación de los datos se establecen pautas novedosas. Es el turno de la creatividad, de cómo presentar los datos para hacerlos más comprensibles.
  • La muestra. Se da a conocer la pauta lograda para recibir retroalimentación y reconocer si se ha facilitado la compresión de las ideas expuestas con las ilustraciones utilizadas. Funciona como una validación del trabajo realizado.

Cómo hacer un visual thinking

No es necesario ser un dibujante experto para hacer materiales de visual thinking atractivos, interesantes y eficaces. Solo basta un poco de práctica para lograrlos, la meta es diseñar gráficos sencillos y comprensibles para todos. Algunos ejercicios aconsejables para quien se inicia en esta práctica son:

  • Uso de formas básicas. Hay que empezar por dibujar formas sencillas para ir desarrollando destrezas.
  • Uso de ideografías y pictografías. Son imágenes que facilitarán figuras para representar un mayor número de ideas. Las ideografías son dibujos que simbolizan ideas, como por ejemplo un corazón simbolizando el amor o el símbolo del dólar para aludir al dinero.

Las pictografías representan un objeto real. Como el dibujo de un sol o de las nubes y la lluvia. 

  • Garabatos y Muñecos. Con un poco de humor e imaginación se pueden dibujar muñecos que semejan la figura humana, usando figuras geométricas. Algún garabato intencionalmente ubicado puede agregar un detalle divertido, llamar la atención sobre algún aspecto.

La representación de un visual thinking en el papel, pizarra o mural

Aunque no se tengan destrezas para dibujar siempre se debe atender al orden y la limpieza del trabajo gráfico que se realiza. Por ello hay que cuidar ciertos aspectos:

  • Centrar bien la idea principal que se quiere transmitir.
  • Los dibujos deben distribuirse ordenada y claramente sin que se vea un exceso de imágenes que creen confusión.
  • Las letras deben destacarse bien, es recomendable usar diversos colores para discriminar las ideas.
  • Son muchas las señales de las que se dispone para establecer conexión entre las ideas expuestas: globos, flechas, viñetas, barras.
  • El soporte de un visual thinking es diverso: paredes, pizarrones, rotafolios, murales o dispositivos electrónicos.
mujer haciendo visual thinking

Herramientas para hacer un visual thinking

La Web es una de las herramientas más amplias y disponibles para ser utilizada como apoyo para el diseño de materiales de visual thinking. Entre las páginas más fecundas conviene citar:

  • No me cuentes historias, dibújamelas. Es esta una página que contiene múltiples modelos y explicaciones de cómo utilizar el pensamiento visual en el aula de clases para optimizar el proceso.
  • Enredarte ayuda a aprender. Es otra página web que ofrece variados ejemplos de materiales de visual thinking aplicados al nivel de educación secundaria.
  • Pinterest. Igualmente esta conocida página presenta muchos modelos de pensamiento visual aplicados a diversas materias y objetivos del currículo.
  • En todas estas webs el recurso básico es el dibujo con lápiz y el papel.  

Uso de software como herramienta de visual thinking

Con un poco más de habilidad se puede pasar del simple lápiz y papel al diseño de materiales más elaborados. Entre estas herramientas se puede citar a Piktochart, Canva, Symbaloo o Easel.ly, utilizables gratuitamente en algunos casos. Con ellas se pueden diseñar:

  • Murales.
  • Infografías.
  • Consultar bancos de íconos e imágenes, de los cuales algunos deben ser pagados.

Igualmente Freepik y Flickr son plataformas con muchísimas imágenes que permiten realizar trabajos visuales. Sus seguidores comparten materiales, sea videos o fotos de creación propia, puestos a disposición de todos los que consulten la página.

Junto a las plataformas anteriormente nombradas se encuentran MindMeister o Bubbl.us que ayudan a la elaboración de mapas mentales. Otra opción la ofrece Powtoon plataforma que permite la realización de videos animados.

Técnicas de visual thinking

Los recursos utilizados como estrategias para expresar el pensamiento mediante gráficos son varios y algunos de ellos frecuentemente utilizados. Los más eficaces serían los que se mencionan a continuación:

  • Mapas mentales. Es la manera de representar esquemáticamente ideas que son asociadas para que su captación sea inmediata. Es una herramienta muy útil para conectar conceptos entre sí.
  • Metáforas visuales. Se trata de íconos que aluden gráficamente a una idea determinada. Son representaciones sencillas, fáciles de realizar y entender ya que suelen pertenecer a códigos visuales comunes; una bombilla encendida para significar una idea brillante, por ejemplo.
  • Canvas. A través de esta técnica se establecen categorías comparadas para identificar semejanzas y diferencias entre conceptos previamente ordenados.

Los canvas discriminan entre los elementos que conforman las diversas categorías o grupos de ideas, destacando visualmente las peculiaridades de estos elementos.

Otros gráficos de uso frecuente

También suelen ser técnicas de visual thinking de uso frecuente:

  • Gráficos. Es la representación visual más corriente puesto que permite obtener  información con más claridad y rapidez de lo que sucedería si no se dispusiese de su auxilio. Son muy ilustrativos de los datos que ofrecen, ya que se apoyan en líneas, barras y colores.
  • Cuando están bien elaborados es fácil hacerse de la información que contienen con una sola mirada; ya se encuentren los datos representados mediante burbuja, tarta o líneas.
  • Diagramas de flujo. Estos diagramas representan visualmente un determinado proceso, según este fluya en una dirección u otra y en un momento preciso.

Ejemplos de visual thinking aplicados en el aula de clases

Un ejemplo del empleo de visual thinking en el aula es el que se ilustra con la imagen que se incluye a continuación. La misma forma parte del proyecto de una docente de Literatura que aprovecha la ventana que le ofrece la red social Instagram:

ejemplo de visual thinking

Como se observa se trata de un esquema en el que se trata de facilitar a estudiantes de secundaria aspectos relacionados con la Historia de la Literatura. Semanalmente se iban subiendo datos apoyados en dibujos que aclaraban conceptos a la vez que los hacían atractivos y entretenidos.

La profesora identificó su cuenta de Instagram como «Huerto Literario» y tuvo tanto éxito que captó la atención de los alumnos de otros cursos; así como de personas fuera del ámbito escolar.

Un ejemplo de visual thinking aplicado a las Ciencias Biológicas.

Este gráfico elaborado por la docente Marta Velásquez, presenta entre líneas y colores el flujo de la sangre en un organismo humano.

Es notable cómo combina la información textual con los dibujos que la apoyan y ejemplifican. Con ello se le permite al alumno imaginar un proceso que no está ante su vista y que podría ser complicado de imaginar. 

ejemplo de visual thinking en ciencias

Ejemplo de visual thinking aplicado a los Principios de la Geografía

En este esquema gráfico la docente Aleyda Leyva representa datos geográficos en un diagrama donde se establece el flujo de la  información. Para ello utiliza  flechas a través de las cuales conecta los conceptos entre sí,  lo que se puede apreciar a primera vista:

ejemplo de visual thinking en geografia

Visual thinking y técnicas de estudio

Las estrategias de visual thinking no solo son útiles para impartir conocimientos en el aula, también son una excelente herramienta como técnicas de estudio. Usándolas se le saca el mejor provecho al cerebro potenciando todos los sentidos.

Ello se entiende si se toman en cuenta los procesos que intervienen en su aplicación:

  • Simplicidad. Al poder ubicar las ideas principales de una información, se organizan y jerarquizan mejor las ideas. Es como hacer más fácil lo complejo.
  • Atención. Los gráficos permiten enfocar mejor las ideas, concentrarse en lo esencial
  • Comprensión. Tal organización promueve la apropiación de las ideas conectándolas a través de la síntesis, la lógica y la creatividad.

Alcances de las visual thinking como técnicas de estudio

Con el dibujo como apoyo al estudiante se pretende favorecer su aprendizaje, no es necesario que se posean dotes artísticas. Así el alumno aprenderá a extraer las ideas centrales de cualquier información.

Además, logrará tener una visión global e integradora de lo aprendido, simplificando lo que de entrada se le presentaba como muy complejo. Ello enseña a pensar al estudiante, a disciplinar la mente para jerarquizar los saberes y establecer las relaciones entre las diferentes disciplinas.

El design thinking y su relación con el visual thinking

Cada vez es más frecuente relacionar el concepto visual thinking con el de design thinking. Por esteconcepto se entiende el análisis de un tema con la óptica de un diseñador, de ahí que se usen en ese proceso las herramientas de esta ocupación profesional.

La innovación es una de las premisas de esta actividad ya que siempre está ofreciendo enfoques nuevos de los temas planteados, sobre todo en el campo de los negocios. Fundamental a la hora de solucionar problemas, estimula el análisis de los mismos, parcelando sus componentes para arribar a respuestas positivas.

Procesos que intervienen en un design thinking

Aunque es un procedimiento más compatible con el mundo de los negocios, sus pasos a seguir guardan estrecha relación con los procesos de un visual thinking. Estos pasos, mencionados a continuación, también suponen el diseño de materiales para organizar y visualizar mejor las ideas en pro de una solución:

  • Empatía. Como son procesos centrados en los usuarios, el diseñador se enfoca en las necesidades de este para poder ofrecer soluciones acordes con sus expectativas.
  • Identificación de los problemas. Esta claridad en la metas deriva del contacto y la empatía con el usuario, a fin de encontrar la solución a sus problemas o respuestas a sus demandas.

Los resultados de esos procesos de diseño

Una vez identificados los temas o problemas se procede al diseño propiamente dicho:

  • Producción de ideas. Ya en esta fase es posible ofrecer soluciones y alternativas para el usuario, las cuales mientras más audaces y originales son mejor apreciadas.
  • Los prototipos. A esta altura surge el  modelo que da respuesta como modelo a la idea que se había planteado previamente.
  • La comprobación. Este paso final supone la prueba del prototipo creado sometiéndolo al juicio de los usuarios, a su aprobación o rechazo.  
mujer dibujando visual thinking

Las técnicas de visual thinking aplicadas a los problemas de aprendizaje 

Un recurso invaluable para mejorar los procesos de enseñanza de los niños con dificultades de  aprendizaje son las estrategias de pensamiento visual. Sobre todo en aquellos que presentan problemas para aprender a leer o a escribir.

Investigaciones realizadas sobre el tema han demostrado que los padecimientos de dislexia y disgrafía son mejor tratados con representaciones gráficas de las ideas.

Son muchas los ejercicios pedagógicos que se hallan a disposición en la Web. Los mismos se basan sobre todo en pictografías e ideografías que ayudan a los niños a superar estos problemas.

Las estrategias de pensamiento visual también pueden ayudar a aquellos estudiantes para los que es fundamental el desarrollo de habilidades espaciales, como los que se dedican a las matemáticas, al arte o las ciencias.

La servilleta de Dan Roam

No es posible dejar de mencionar a Dan Roam al hablar del visual thinking. Su libro The Back of de Napkin, conocido en español como Mi mundo en una servilleta,se convirtió en un best seller traducido a más de 20 idiomas. Aunque está dirigido al mundo de los negocios, su aplicación al ámbito educativo también ha sido muy provechosa.

La idea central del libro, como ya se ha expuesto aquí, es la que propone como estrategia la visualización y solución de problemas gracias al apoyo de diseños gráficos. Roam expone en su libro su tesis sobre la mayor eficacia del pensamiento visual, a la vez que da ideas sobre cómo encontrar ideas y cómo venderlas.

Personalidad polifacética, Roam es escritor, pintor de paisajes y piloto. Egresado de la Universidad de California Santa Cruz en Biología y Arte Moderno, su propósito vital ha sido hacer claras las cosas complejas a través del dibujo.

Otro de sus libros Draw to win ha corrido con la misma suerte: un gran éxito de crítica y ventas. Todo el que desee profundizar y empaparse mejor de la propuesta de Roam debe acudir a sus libros. Los mismos están plenos de imágenes e instrucciones sobre cómo lograrlas y aplicarlas. 

Las críticas a las estrategias de visual thinking

Como es de suponer estas estrategias también tienen sus detractores. En primer lugar se alega la falta de talentos del docente o estudiante para el dibujo, lo que se considera un obstáculo. Otra de las objeciones es el tiempo que demanda la preparación de estos recursos como auxiliares en el aula, lo cual desanima al docente.

Otra falta que se le atribuye es la sustitución del desarrollo de las competencias verbales y lectoras frente a la mera lectura de imágenes. Esto es visto como «facilismo», como una baja exigencia al estudiante.

Otros no ven la novedad en la aplicación de estas estrategias, pues piensan que las mismas se vienen aplicando en educación desde siempre.

En defensa del visual thinking

A estas críticas los defensores de estas metodologías de enseñanza responden que la parte escrita, lo textual, acompaña los textos gráficos. También se alega que el no tener competencias como dibujante no es una excusa, pues se trata de gráficos sencillos.

Además, con el paso del tiempo se pueden desarrollar habilidades una vez que se suelte la mano.

Los expertos en el uso de estas herramientas consideran que las horas que hay que dedicarle a la elaboración de estos materiales dejan su ganancia. Es decir,  se gana en organización, interpretación, síntesis, reflexión y creatividad, ventajas propiciadas por el pensamiento visual.

Nunca están mal invertidas todas las horas que se dediquen a hacer del ejercicio pedagógico un acto agradable, retador,  inteligente y formativo. Y si algunas de estas estrategias son de frecuente aplicación, nunca antes se les había concedido la prevalencia, los replanteamientos y aplicaciones como hoy en día.  

Fuentes

https://www.cicerocomunicacion.es/que-es-el-visual-thinking-y-como-aplicarlo/

https://www.eduforics.com/es/visual-thinking-primeros-pasos-y-materiales/

https://extremservicejam.wordpress.com/2013/02/18/que-es-visual-thinking-y-como-puede-ayudarte/

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Entradas relacionadas

Leave a Comment