fbpx

¬ŅQu√© es el sexting? Riesgos para los adolescentes

chica selfie sexting

Antes de definir qu√© es el sexting, es importante se√Īalar c√≥mo la revoluci√≥n tecnol√≥gica ha tenido a los adolescentes como asistentes en primera fila. Pero no son simples espectadores; m√°s all√° de mirar c√≥mo evoluciona la tecnolog√≠a, esta se ha convertido en una parte fundamental en sus vidas.   

Motivado a esto, su visi√≥n del mundo y la manera de relacionarse con √©l, con las figuras de autoridad y con sus padres, ha cambiado radicalmente. La brecha generacional resultado del acelerado desarrollo tecnol√≥gico es cada vez mayor, y los adolescentes asumen comportamientos antes reservados a los adultos.  

La conducta implícita o explícitamente sexual de los jóvenes a través de las redes sociales y otros medios se ha convertido en algo cotidiano. Extensos círculos de amistades y poco sentido de la privacidad han provocado flagelos sociales y morales como el sexting.

¬ŅQu√© es el sexting?

Para explicar qu√© es el sexting, es conveniente empezar por el t√©rmino, una combinaci√≥n de las palabras inglesas sex y texting (sexo y mensajes de texto). La acci√≥n  consiste en enviar y recibir todo tipo de contenido sexual o er√≥tico a trav√©s de las redes sociales; puede tratarse de im√°genes, audios o videos.

Esta difusión se hace con o sin la autorización de los involucrados, teniendo efectos altamente perjudiciales para estas personas. Es un preocupante fenómeno social que se ha extendido entre adolescentes de estatus medio-alto en todo el mundo, asociado a mecanismos de acoso entre menores.

Lo que inició como envío de SMS sexuales ha devenido en un creciente intercambio de contenido pornográfico a través de canales como celulares y computadoras.

El preocupante detalle radica en que, tanto los participantes en los materiales difundidos como quienes los envían y reciben no son adultos, sino adolescentes.

Es importante resaltar que esta pr√°ctica es realizada, en principio, por quienes aparecen en las fotos o v√≠deos. Ya sea para flirtear, llamar la atenci√≥n o aceptar desaf√≠os, muchos j√≥venes crean estos contenidos ¬ęsubidos de tono¬Ľ; una vez en la nube, son difundidos y viralizados por otros.

chico deprimido por sexting

Tipos de sexting o sexteo

Sexting activoSexting pasivo
El adolescente envía publicaciones de contenido erótico o pornográfico a través de celular, Internet y redes sociales.El adolescente recibe publicaciones de contenido erótico o pornográfico a través de celular, Internet y redes sociales.
Sexting consensualSexting no consensual
Difusión del material multimedia sexual con el conocimiento y aprobación del propietario o afectado.Difusión del material multimedia sexual sin el conocimiento o aprobación del propietario o afectado.

4 elementos esenciales del sexting 

El sexting, para ser considerado como tal, incluye los siguientes elementos:

  1. Voluntariedad inicial. Generalmente estos contenidos son creados y enviados por sus protagonistas a conocidos, con la intención de coquetear o complacer a la pareja. Así que, en principio, es el propietario quien da inicio al proceso de difusión.
  2. Uso de dispositivos tecnológicos. Para que exista el sexting, es indispensable el uso de dispositivos tecnológicos, como teléfonos móviles o computadoras. Estos son de uso personal ubicados en la habitación, lo que ofrece la privacidad suficiente para grabar y compartir estos contenidos.
  3. Preeminencia de lo sexual ante lo sugerente. El contexto para el sexting implica necesariamente situaciones eróticas o sexuales. Las imágenes sugerentes no son suficientes, y cada contenido puede ser más sexual que el anterior.
  4. Importancia de la edad. Esta pr√°ctica no se da s√≥lo entre adolescentes, los adultos tambi√©n suelen compartir este tipo de contenidos. Sin embargo, su ocurrencia entre menores de edad puede tener implicaciones psicosociales y legales no aplicables en mayores de edad.   

Factores que lo fomentan

chica arrepintiendose de sexting

Seg√ļn investigadores de la UNAM, el impulso de compartir publicaciones sexuales parte de la necesidad de aceptaci√≥n de los adolescentes en relaci√≥n con sus compa√Īeros. A su criterio, es una conducta basada en la lucha de los j√≥venes por obtener reconocimiento y encajar socialmente en su grupo.

Existen, adem√°s, otros factores que fomentan esta conducta, entre los cuales est√°n:

  • Acceso ilimitado, sin control parental, a tel√©fonos m√≥viles o computadoras con Internet.
  • Necesidad de liberar energ√≠a sexual reprimida y satisfacer fantas√≠as er√≥ticas sin el riesgo de embarazo o enfermedades de transmisi√≥n sexual.
  • La actitud relajada o muy conservadora de los padres ante la sexualidad de sus hijos adolescentes.
  • La exposici√≥n constante a un entorno medi√°tico hipersexualizado, con el bombardeo de publicidad, pel√≠culas, m√ļsica y todo tipo de contenidos impl√≠cita o expl√≠citamente sexualizados.

Por qué es un riesgo para los adolescentes

Hay muchas razones por las que el sexting es un riesgo para los adolescentes, pero las m√°s graves son:

‚óŹ P√©rdida de privacidad

Al subir estos contenidos a las redes, es inevitable perder el control de su difusi√≥n. Es inevitable se√Īalar que en Internet no hay privacidad total. Estas publicaciones, aunque se env√≠en por privado, pueden terminar en manos de otras personas.

Puede que el receptor original la comparta con alguien más, se pierda el teléfono o se deje la red social abierta, y este riesgo es muy real.

‚óŹ Efectos psicol√≥gicos

Las secuelas derivadas de la viralización de contenidos privados puede tener efectos a largo plazo en la psiquis de quien sufre este tipo de situaciones.

La exposici√≥n p√ļblica, el se√Īalamiento, la burla y diferentes tipos de acoso pueden causar depresi√≥n, aislamiento social, ansiedad u otros problemas psicol√≥gicos.

‚óŹ Riesgos f√≠sicos

Este tipo de publicaciones suelen ser monitoreadas por agresores como ped√≥filos para escoger a sus v√≠ctimas. Con frecuencia, los adolescentes tienen poca consciencia de los riesgos y no protegen su ubicaci√≥n, haci√©ndola p√ļblica.

Por ello, es fácil ubicarlos en sus hogares, centros de estudios y otros lugares que acostumbran frecuentar y agredirlos físicamente.

‚óŹ Ciberbullying

Im√°genes y grabaciones sexuales viralizadas pueden convertirse en medios de burla y humillaci√≥n p√ļblica hacia el menor participante en ellos.

El ciberbullying var√≠a en su duraci√≥n y es dif√≠cil de controlar; esto se debe a que el uso de las redes sociales y dispositivos tecnol√≥gicos hace muy dif√≠cil evadir su alcance. Este es tan solo uno de los peligros en las redes sociales.

El sexting puede dar pie al grooming o al stalking (Tipos de Ciberacoso)

riesgos del sexting

El ciberacoso o ciberbullying se puede presentar de diferentes maneras, entre las cuales vale destacar dos de mucha gravedad especialmente para menores de edad. Se trata del grooming y el stalking, que son tipificados, incluso, como delitos por la legislación de muchos países.

El sexting puede ser el primer paso para ser v√≠ctima del grooming, una pr√°ctica de acoso sexual de un adulto hacia un menor de edad. Es una situaci√≥n muy peligrosa, ya que se trata de depredadores con muchas estrategias para ganarse la confianza de los j√≥venes a trav√©s de las redes.

El fin √ļltimo es la gratificaci√≥n sexual del acosador. Un adolescente cuyas publicaciones sexuales se han hecho p√ļblicas puede ser f√°cilmente v√≠ctima de este tipo de acoso, lo cual pone en peligro su seguridad.

El grooming puede incluir sextorsi√≥n; si el contenido subido por el menor llega al extorsionador antes de hacerse p√ļblico, este puede obligarlo a cumplir sus exigencias, a cambio de no difundirlo.

Otra situaci√≥n asociada al sexteo es el stalking. Stalkear a alguien es acecharlo a trav√©s de las redes. Si un acechador encuentra a un menor que hace sexting, puede perseguirlo aun contra su voluntad a trav√©s de sus redes.

Consigue hacerlo por mensajes, llamadas, videollamadas, mensajes de WhatsApp, en fin, es una pr√°ctica enfermiza y muy riesgosa para el menor.

Implicaciones legales del sexting

Ser difusor o receptor de contenido sexual o pornografía infantil tiene implicaciones jurídicas tanto si es mayor o menor de edad. Legalmente, existen riesgos que pueden vincular a quien reenvía o recibe imágenes o videos explícitamente sexuales de menores de edad, con el tráfico de pornografía.

Aunque esto se dificulta cuando los infractores son menores de edad, si la víctima es menor de edad y el infractor es un adulto, la ley es mucho más clara y precisa.

En Espa√Īa, el c√≥digo penal a√ļn no contempla expresamente el sexting. Pero trabaja con delitos de grooming y ciberbullying, que aplica especialmente a adultos.

En otros países europeos, sin embargo, se ha imputado a menores de edad con sustento en leyes contra la pornografía infantil.

Consejos para prevenir acoso

Evitar completamente la exposici√≥n del adolescente a situaciones en las que puedan ser objeto de acoso, es una expectativa poco realista.  En una sociedad que da pie a conductas abusivas, algunos valores se vuelven difusos.

En este contexto, lo más factible es prevenir, minimizar riesgos y estimular el desarrollo crítico del menor para un comportamiento responsable:

  • Hacerles entender la importancia de la privacidad. Es preciso que los j√≥venes comprendan los riesgos que implican no cuidar la privacidad. Al internalizar las consecuencias a corto y largo plazo de este tipo de pr√°cticas, percibir√°n lo que pueden perder en sus vidas.
  • No promover el sexting. Evitar ser part√≠cipe en la normalizaci√≥n de este tipo de pr√°cticas. Restarle importancia a sus efectos negativos en la vida de los j√≥venes fomenta su proliferaci√≥n.

Los jóvenes deben ser conscientes de los riesgos, y es responsabilidad de los adultos hacerles valorar si vale la pena incurrir en estas conductas.

  • Fortalecer la autoestima en los j√≥venes. Una autoestima s√≥lida contribuye a mejorar las habilidades sociales entre los adolescentes. Esto les permitir√° decir no cuando lo requiera, establecer relaciones desde la igualdad, defender su criterio y evitar ceder ante la presi√≥n del grupo.
  • Aprender a configurar sus equipos. Conocer sus dispositivos tecnol√≥gicos y aprender a configurarlos adecuadamente, es un paso importante en la protecci√≥n de su privacidad. El uso de contrase√Īas en sus redes personales ayuda a mantener la noci√≥n de seguridad.
  • Proporcionar un entorno de confianza. Para que un menor de edad se atreva a pedir ayuda cuando lo necesite, debe existir confianza y un excelente nivel de comunicaci√≥n en el hogar. Esto puede evitar muchos problemas a futuro.
  • Analizar la madurez del menor. Antes de dar ciertas libertades y privilegios a un menor de edad, es recomendable valorar su grado de madurez y responsabilidad.

La autonomía para manejar dispositivos de comunicación y tener acceso a Internet debe provenir de su capacidad para tomar decisiones adecuadas en los momentos críticos.

El rol de los padres, docentes y figuras de autoridad

Es preciso insistir en la prevención, la cual empieza por hacer comprender a los menores la importancia de su privacidad. Es fundamental inculcarles el valor de proteger su intimidad ante otros, aunque exista confianza.

El menor tiene que conocer los riesgos que conllevan la exposici√≥n p√ļblica. Como padres debe enfatizarse en la necesidad imperiosa de preservar su privacidad.

Asimismo, la confianza del menor hacia sus padres y docentes debe ser alimentada constantemente. Ante cualquier duda, el adolescente debe poder contar con los adultos de su entorno para resolverla; si no encuentra eso, recurrir√° a sus compa√Īeros…o a otras personas.

Aunado a esto, para prevenir el sexting y las situaciones de acoso, est√° el ejercicio firme de la autoridad paterna. Es decir, no es recomendable que un menor de edad pague las facturas de sus dispositivos  ni de Internet. 

¬ŅPor qu√©? Porque esto le da una peligrosa sensaci√≥n de autonom√≠a que les impedir√° a los padres ejercer el control adecuado de estos equipos y su uso.

Finalmente, pero no menos importante, está el amor. El adolescente que es amado y respetado, al que se le dedica tiempo de calidad; y a quien se estimulan sus potencialidades y talentos en el hogar, no requiere aprobación externa.

Con esta fórmula se pueden evitar  muchos problemas que pongan en riesgo la integridad física y psicológica de los adolescentes. Entre ellos el flagelo del sexting o sexteo.

Recursos adicionales

https://www.fundacionunam.org.mx/sexting-cuidado-con-tu-intimidad/

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Entradas relacionadas

Leave a Comment