fbpx

¿Qué es la dopamina? ¿La hormona de la felicidad y la adicción?

dopamina hormona de la felicidad que es

Seguro alguna vez te has preguntado qué es la dopamina, ¿cierto? O cómo funciona en nuestro cuerpo. Sin embargo, cuando oímos hablar de ella, podemos asociarla rápidamente con las llamadas «hormonas de la felicidad». Pero ¿realmente es una hormona? ¿Sólo con tenerla seremos felices?

Y si es así, ¿por qué no todos lo son? Estas y otras preguntas pasan por nuestra mente cuando escuchamos nombrarla. Y, sin embargo, la seguimos agregando en nuestro vocabulario sin disipar esas dudas, sin saber dónde se origina, cómo funciona; o si, en efecto, están en nuestras vidas para hacernos sentir felices.

En realidad, hablar de la dopamina es un tema extenso que podría abarcar muchas horas de estudio. Por eso hoy, sólo te vamos a detallar los aspectos más significativos que debes conocer sobre el funcionamiento de la sustancia. Y cómo puedes cuidar tu organismo para que esta trabaje de forma correcta en tu sistema.

Qué es la dopamina y por qué es llamada la hormona de la felicidad y la adicción

Si queremos definir qué es la dopamina de forma sencilla, podemos decir que es la hormona de la felicidad. Pero, si la vemos desde un enfoque científico, se puede considerar como un mensajero químico del sistema nervioso central que está presente en todos los mamíferos.

Pero, generalmente es conocida así, como la hormona de la felicidad, junto a otras 3. Y es llamada de esa forma, porque la sustancia que se segrega a través del hipotálamo da la sensación de satisfacción, y por ende, de felicidad. Conllevando a las personas a tener un interés mayor por esta sustancia.

Sin embargo, un estudio reciente ha revelado que la dopamina no es la causante del placer; sino que actúa de forma previa para hacernos sentir motivados ante alguna acción que deseamos hacer. El exceso de esa motivación y el placer que generan los resultados, es lo que nos puede llevar a una posible adicción.

Si bien todos requerimos de esta sustancia como neurotransmisor para sentir motivación, placer o felicidad. La distribución adecuada de esta sustancia en el cerebro también se hace necesaria para regular diversas funciones vitales de nuestro organismo, tales como:

  • La conducta motora.
  • La emotividad.
  • La afectividad.
  • La comunicación neuroendocrina.
  • La memoria.
  • Los sistemas de recompensa.
  • El humor.
  • El aprendizaje.
  • El sueño.
  • Y otros.

Cómo funciona la dopamina y qué efectos genera sobre las personas

Antes indicamos qué es la dopamina y que esta se produce en el hipotálamo, específicamente en el núcleo arqueado. Pero se produce también donde hay neuronas «dopaminérgicas». Estas están ubicadas en parte del mesencéfalo, y en la llamada «sustancia negra».

Su secreción se da en situaciones que son de nuestro agrado y nos estimula para seguir haciéndolas. Esto significa que existen muchas actividades que ayudan a mantener en niveles adecuados esta sustancia, y que causan los siguientes efectos sobre las personas:

  • Sensación de satisfacción personal.
  • Necesidad de ser competitivo.
  • Propensión a tomar decisiones fuertes o riesgosas.
  • Automotivación permanente.
  • Entre otros.

No obstante, el exceso de dopamina en nuestro cuerpo podría causar algunos efectos secundarios, que incluso desencadenan patologías crónicas. Si hay exceso de dopamina, podría desarrollarse la esquizofrenia. Y si sus niveles son muy bajos, el mal de Parkinson.

Otros efectos presentes

Otros efectos consecuencia de los altos niveles de la sustancia, puede llevar a Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), hiperactividad, hipersocialización e hipersexualidad. Y en el caso contrario a problemas asociados a:

  • Apatía.
  • Ansiedad social.
  • Introspección.
  • Falta de sueño.
  • Nerviosismo.
  • Entre otros efectos.

El experimento del ratón comprueba el efecto de la dopamina

La dopamina, ¿cuándo se produce? Se conoce que el efecto de la dopamina se produce cuando hay ciertos estímulos. Esta premisa fue comprobada en 1954 por Milner Peter y Olds James de la Universidad de McGill. Estos científicos fueron quienes descubrieron, accidentalmente, los «centros del placer» en el cerebro.

Su experimento implicaba la implantación profunda de unos electrodos en el cerebro de ratones para conocer el rol del encéfalo. Sin embargo, el electrodo tocó otra zona, causando que uno de estos animales, en cada descarga eléctrica, quisiera más de esta sensación.

Como a los ratones se les dio acceso a la palanca que accionaba el impulso eléctrico, estos no paraban de accionarla. Tras los resultados, se agregaron otros estímulos, como agua y comida, pero en vano. Todos estaban concentrados en la sensación de motivación y recompensa que les causaba, aún sin obtenerlas.

Esa sensación provenía de la dopamina que se segregaba con cada descarga eléctrica. Como ningún ratón quiso hacer alguna otra tarea en ese proceso, comenzaron a morir de inanición. Este mismo efecto, es causado por agentes externos a nuestro cuerpo, como la comida, el deporte, pero también las drogas.

redes sociales, dopamina y sistema de recompensas

La dopamina presente en las redes sociales

Ya sabemos qué es la dopamina y cuáles son sus efectos. Y también sabemos que existen estímulos que pueden llevarnos a sentirnos muy agradados. De acuerdo con esto, estudios como el del neurólogo Pedro Bermejo, indican que las redes sociales se han convertido en los “nuevos electrodos”.

Pero ¿para qué usan la dopamina las redes sociales? Fácil, para activar los llamados centros de recompensa. ¿Centros de recompensa en redes sociales? Si. ¿Recuerdas cómo actuaban los ratones con cada descarga? Asimismo, funciona con las redes sociales, la dopamina es segregada antes de la acción, y la recompensa es obtenida con cada «like».

Este tipo de estímulos producidos en las redes sociales se manejan como un sistema de recompensas que conducen hacia la adicción a sus usuarios. Y que pueden resumirse en el deseo de recibir notificaciones que aprueban una imagen, una opinión positiva o negativa sobre tus criterios o actuación.

Sistema de recompensas constantes

Este sistema de recompensas constantes ha sido pensado por expertos que buscan que una vez en la plataforma de cualquier red social, no queramos abandonarla. Y esto se debe a los llamados loops de dopamina dados por el sonido o vibración de las notificaciones.

Otro de los elementos incluidos en el sistema, es el movimiento que se hace para refrescar el feed. Su objetivo es simular la palanca del experimento de Olds y Milner. Y por supuesto, los algoritmos que arrojan nuestros intereses en cada revisión de nuestras redes que nos lleva a picos de dopamina artificiales.

Cuando hablamos de dopamina artificiales, nos estamos refiriendo a las alternativas no naturales por las que se optan para incrementar los niveles de dopamina. Existen medicamentos, incluso alimentos; pero también estímulos como los referidos sistemas implementados en las redes sociales.

sistema de recompensas en las redes sociales

¿La dopamina es responsable de la motivación?

Si estas acciones generan picos altos de dopamina, ¿cómo afecta esto a la motivación de los jóvenes? Las redes sociales pueden generar picos altos de dopamina y al segundo ubicarlo en los valores más bajos sólo por un «like». Esta opinión significa para muchos, el reconocimiento y la aceptación de la sociedad.

El «like» es el indicador que informa si lo están haciendo bien o no, por eso se convierte en uno de los peligros de las redes sociales. Sea por la cantidad de «likes» que se obtenga, por una opinión o desacuerdo. Cualquier acción, acerca al joven a la desmotivación e incluso a trastornos más profundos como la depresión.

Y como los estímulos naturales no generan tanta dopamina como los artificiales, se puede llegar al punto de recurrir a medicamentos para subir los niveles. No obstante, esta acción no siempre se hace efectiva, ¿por qué? Por qué aumentar la dopamina no suele ser el problema.

Acciones tan radicales como la depresión debido a reacciones en redes sociales, están más relacionadas a la autoestima y al manejo de la inteligencia emocional. Por otro lado, las adiciones a las redes sociales son otro de los efectos de esta sustancia. Lo que conlleva a la desmotivación, pero por otras actividades que antes se consideraban satisfactorias.

Buenas prácticas para cuidar el sistema dopaminérgico de forma natural

Cuando se habla de la dopamina y su sistema en general, se forma una conexión directa con las adicciones; pues esta sustancia tiene un efecto en las personas tan satisfactorio que pueden llevar al individuo a caer en situaciones de dependencia. Incluso con comportamientos similares al de consumidores de estupefacientes.

Para evitar caer en algún tipo de adicciones es necesario que hagamos caso a las buenas para cuidar nuestro sistema dopaminérgico de forma natural. Para ello, se recomienda:

Consumir los siguientes alimentosRealizar las siguientes actividades
LegumbresDormir de 6 a 8 horas diarias
HabasRealizar ejercicios
PlátanosComer saludable
TomatesEvitar el café y el azúcar
CarneRealizar actividades manuales
PescadoDisfrutar de pequeños momentos
HuevosEvitar entrar en estados de estrés

Recursos adicionales

https://medlineplus.gov/spanish/hormones.html

https://www.agenciasinc.es/La-dopamina-pierde-el-titulo-de-hormona-del-placer

https://www.pfizer.es/redes_sociales_ya_han_modificado_nuestro_cerebro

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Entradas relacionadas

Leave a Comment